¿Qué música escucha la realeza? Quizás puedas preguntárselo a Álvaro Bancalero. Este joven gaditano, que entró por la puerta grande en la industria musical con sólo 18 años de la mano de Oudry, ha decidido que ha llegado su momento y se ha lanzado en solitario.


Tras el parón de la banda, y ante la necesidad de componer sus propios temas, Rey se subió un día al escenario para defender sus propias canciones y tuvo tan buena acogida que empezó a plantearse la idea de cantar. “Nunca había cantado en público, así que ha supuesto todo un reto. Pero tenía algo que me empujaba a hacerlo porque quería defender mis propias canciones”.

Poco después se puso en manos del equipo de Grabaciones Sumergidas y, antes de tener incluso nombre artístico, ya casi tenía las 12 canciones que componen su álbum de debut. Óxido es su pequeño reino musical y sobre él gobierna con una cuidada instrumentación y unas letras que nos hablan tanto de amor como de descontento social. Temas como El trono caído u Óptimo viral reflejan su vertiente más comprometida con la actualidad. Mientras que La última canción o Días amantes nos recuerdan que los reyes también se enamoran.

“Una de las cosas que he aprendido de Oudry es que lo sencillo es difícil de hacer, pero suena mejor. Por eso siempre tengo en mente a los Pink Floyd. Cada detalle está estudiado y ni sobra ni falta, lo justo para que la canción camine y transmita lo que quiere”, así se expresa ante el reto de su nueva gira.

El resultado ya le ha valido sus primeros fans, que llenaron el teatro de su localidad dos noches seguidas. También han contado con su directo en el festival Cádiz es Música, donde ha compartido cartel con Emmet o Amnesia. Y este otoño, Rey tiene previsto salir a conquistar nuevos territorios.

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía