La idea de esta locura hecha realidad se le ocurrió a Santiago Godfrid, gerente de Celicioso después de que le diagnosticaran la intolerancia. Primero montó una pequeña pastelería en Madrid para celiacos, pero el pasado verano en Marbella surgió la oportunidad de situarse en Puente Romano, uno de los principales hoteles de lujo de la Milla de Oro de Marbella, a unos metros de donde Dani García (dos Estrellas Michelín) tiene su prestigioso restaurante.

celioso 3

Pasteles y champagne en la terraza de Celicioso

En la Costa del Sol, Celicioso cambió su concepto original y se transformó en un restaurante muy especial y diferente donde no sólo ofrecen pasteles y dulces sino también ensaladas, hamburguesas, sándwiches… ricos manjares todos aptos para celiacos.

Con el impulso de la llegada a Marbella, Celicioso dio el salto también a Ibiza mientras en la capital de España abría una segunda cafetería. La expansión ha hecho que la marca haya comenzado a experimentar y a crear menús aptos para personas con otro tipo de intolerancias, como los diabéticos.

Celioso1

Un rico almuerzo para celiacos en el Restaurate Celisoso

Las acreditaciones como cadena para celiacos conllevan una serie de requisitos y controles. «Hay una cocina de salado y el obrador de dulce», remarca Santiago, que  asegura que no hay nada por duplicado porque «no entra nada con gluten». Se hacen analíticas a los alimentos de forma aleatoria cada dos meses con las asociaciones Celiacos de Madrid y Madrid sin Gluten, que certifican la seguridad del consumo de estos alimentos por parte de los intolerantes.

Ya sabes, si eres celiaco y quieres disfrutar de un delicioso menú con garantías en un marco maravilloso en la Costa del Sol, no dudes en reservar mesa en Celicioso. ¡Buen provecho!

FRANCIS SALAS

Redactor // Fotógrafo