Con esta entrevista inicio mi andadura por en el mundo del periodismo subiendo en este particular tren de Expreso del Sur. En mi primer viaje me acompaña José Antonio Quesada (Elche, 1980), con quien me he citado para conversar sobre su primera novela, El tren de los sueños rotos. En sus páginas descubrimos la historia de Karam, un joven marroquí que espera encontrar en España la consecución de sus sueños. Granada es el punto de partida de un largo y ajetreado viaje que tiene un precipitado desenlace con los atentados del 11-M de 2004 en Madrid.

He elegido este libro porque al ser un ávido lector lo que más me fascina es descubrir nuevos talentos emergentes cuyas obras valgan la pena leer. Por su trama bien desarrollada,  los personajes vivos y los escenarios pintorescos pasé un rato agradable con esta lectura. Me sentí atrapado desde un principio y dudo que el libro no sea capaz de enganchar a cualquiera. Es una lectura ágil sin rodeos innecesarios. En 150 páginas suceden muchas cosas pero todo detallado de una manera eficaz y con un lenguaje directo y sencillo para que el lector también pueda vivir la misma experiencia y ver las mismas cosas que el mismo protagonista. Cuando es necesario el autor nos ofrece descripciones detalladas, sobre todo en su descripción de la ciudad nazarí, pero sin entrar en una floritura complicada, cosa que hace que a veces se duerma el lector. Al ser profesor de historia, José Antonio cuida los detalles históricos jugando entre la realidad de los atentados del 11M y la ficción.

expreso del sur jose antonio quesada 1

José Antonio Quesada, en su librería particular.

PREGUNTA (P). Te felicito por este arduo trabajo y espero saber más de ti en el futuro pero de momento vamos a saber más sobre esta palpitante historia llamada El tren de los sueños rotos. Para ti, ¿cuál es el tema central de tu novela?

RESPUESTA (R). El tema central de El tren de los sueños rotos son los preparativos y los atentados ocurridos el 11 de marzo de 2004 en Madrid. Este es el contexto histórico que yo he utilizado para sustentar la trama de la novela. A pesar de esto, no he pretendido escribir un “manual” sobre lo que sucedió aquel fatídico día. Ni mucho menos. Creo que para eso ya están los investigadores, los medios de información y, obviamente, los recuerdos que todos tenemos en nuestra mente. Lo que yo he intentado ha sido contar la vida de un joven marroquí, Karam, que llega a España con el único objetivo de hacer realidad sus sueños. Este es el argumento principal de la novela, la vida de un hombre normal que se ve sorprendido por unos hechos macabros. Todo ello envuelto por una historia de amor o temas tan diversos como el consumo y tráfico de drogas, la homosexualidad en el mundo musulmán, la sensualidad, la amistad o el sexo explícito.

(P). Eres un escritor alicantino, sin embargo esta novela tiene un fuerte contenido andaluz al transcurrir casi toda la trama en Granada. Según lo que leí la ciudad nazarí te embrujó y esta novela es prueba de eso.

(R). Sí, tienes razón. Soy un enamorado de Granada y de Andalucía, de sus costumbres, de su cultura, de su gastronomía y, sobre todo, de sus gentes. No lo puedo remediar. Mis raíces son andaluzas. Mi padre es de Granada y sus ancestros siempre lo han sido. Granada es la ciudad que más he visitado en toda mi vida, por eso la conozco tan bien. Y creo que esto se percibe en la novela.  Además, en el contexto histórico que yo he utilizado Granada ocupa un lugar primordial. Intento detallar los olores de la ciudad, sus sonidos, los sabores de esta ciudad que te embriagan desde el primer instante que llegas a ella. El eje vertebrador de este libro es la ciudad nazarí, sin lugar a dudas. He intentado mostrar a Granada como personaje, como protagonista. Lo más sorprendente es que, según las últimas investigaciones sobre los atentados, la célula yihadista del 11-M quería destruir la tumba de los Reyes Católicos en la catedral de Granada. Supongo que los yihadistas buscaban realizar una acción simbólica, puesto que Isabel y Fernando fueron los reyes que expulsaron a los últimos gobernantes musulmanes de la península. Muchos granadinos, muchos andaluces desconocen estos datos, no saben cómo de cerca pudieron estar viviendo de estos yihadistas.

(P). ¿De dónde partió la idea de escribir esta historia? ¿Tuviste algún motivo en particular o alguna agenda?

(R). Como historiador que soy, a partir de los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, me percaté de que el mundo estaba cambiando. Empecé a investigar sobre el tema del yihadismo, a leer libros sobre terrorismo, a buscar noticias que estuvieran relacionadas con estos contenidos. Esta fue la semilla que después, con lo ocurrido en Madrid en 2004, germinó en lo que más tarde sería El tren de los sueños rotos.

(P). La novela histórica es un trabajo muy arduo que requiere mucha investigación y recopilación de datos, fechas y anécdotas específicas. ¿Cuánto tiempo invertiste solamente en la parte de documentación de todos los datos suficientes para desarrollar la novela?

(R). Muchos meses, pero muchos, de verdad. Como bien comentas, en este tipo de novelas con un trasfondo histórico es muy importante la investigación previa. Aunque tanto la trama como los personajes son totalmente ficticios, necesitaba un telón de fondo creíble que le diera verosimilitud a mi historia. Para ello tuve que contrastar diferentes medios como El País o El Mundo, además de tener que leer y analizar parte de la sentencia de los atentados de octubre de 2007.

expreso del sur el tren de los sueños rotos libros

Ejemplares de ‘El tren de los sueños rotos’.

(P). ¿Qué fue lo más anecdótico o lo que más te sorprendió en esta documentación?

(R). Muchas cosas me impresionaron. Por ejemplo, me resultó increíble que la dinamita que los terroristas utilizaron para preparar los explosivos fuera robada y facilitada a estos por el español José Emilio Suárez Trashorras, una persona que no era yihadista y que sabía cuál sería el destino final de esa dinamita. Otro dato sorprendente que apareció durante mi investigación es que los terroristas financiaron parte de los atentados con el tráfico de hachís. Yo he utilizado todos estos datos reales para hacer que el lector se pregunte qué hay de verídico en esta trama y qué hay de ficción.

(P).Dinos por qué crees que esta novela merece ser leída. ¿Por qué la recomendarías? 

(R). El tren de los sueños rotos es una novela que engancha desde las primeras páginas. A través de una lectura ágil y rápida he pretendido que los lectores sientan como sienten los personajes, que se enamoren, que lloren, que padezcan, que disfruten, que hagan el amor como lo hacen los protagonistas de este libro. Hay amor, drogas, intriga, sexo, aventuras y mucho más. Estoy seguro de que, a pesar de que la historia pueda atraer más o menos, el lector va a sentir como hacía tiempo que no sentía.

REZA EMILIO JUMA

Nacido en Toronto, Canadá, pasé la mayoría de mi vida en Elche, Alicante y ahora resido en la Isla de Cozumel, México. Autor de dos novelas de ficción, 'Mil Besos' y 'El legado del príncipe de Cachemira', ambas editadas en Andalucía. Preparando mi próxima obra, 'La trapecista'. Colaborador de Expreso del Sur.