En el marco de celebración del 28 de febrero, las cooperativas Atrapasueños, Carambolo y Autonomía Sur han lanzado una campaña de financiación social para poner en marcha una iniciativa que pretende rescatar la memoria social de la movilización del 4 de diciembre y del asesinato del joven malagueño Manuel José García Caparrós de cara al 40 aniversario (1977-2017).

manifestacion 4D

Manifestación del 4 de diciembre de 1977

Un proyecto global de rescate de la memoria colectiva que incluyen un formato en papel (libro), un audiovisual (documental) y una web en la que se irá recopilando toda la información, historias, testimonios e investigaciones que acerquen más a lo que pasó aquel 4D, lo que significó social y políticamente y el porqué del silencio en torno a su muerte.

 

El nombre de Manuel Caparros entró en la historia de Andalucía lamentablemente el 4 de diciembre de 1977. Ese día dos millones de manifestantes tomaron las calles con una sola bandera, la blanca y verde, y un sólo grito, autonomía plena. Desde Andalucía, con algunas excepciones entra la sociedad más conservadora, se daba un ejemplo extraordinario de unidad a la hora de expresar una voluntad inequívoca por la autonomía plena frente a los que no aceptaban que se reivindicara una nacionalidad en el mismo plano que las que se acogían al artículo 151 de la Constitución.

Aquel 4 de diciembre, triunfó la participación y la voluntad autonomista de los andaluces. La jornada fue en líneas generales pacífica y sin incidentes, salvo en Málaga donde asesinaron a Manuel José García Caparrós, un joven de 18 años, trabajador de Cervezas Victoria y militante de CC.OO. Según los promotores de esta campaña en torno a la memoria del malagueño, “ese crimen, como tantos otros de la llamada Transición, quedó impune. Incluso se sabe hasta el nombre del mando policial, que de paisano y a muy corta distancia le asesinó, pero había que «consolidar la democracia» perdonando los crímenes de los vencedores de la Guerra Civil que todavía seguían encaramados al aparato del estado”.

La muerte de García Caparrós no fue en balde. El éxito del 4D tuvo continuidad el 28 de febrero de 1980 con un referéndum que dejó a Andalucía como la única Comunidad que tuvo en las urnas la legitimidad en su vía de acceso a la autonomía.  Las vivencias de aquellos años aún perviven entre muchos andaluces, como pretenden demostrar con esta iniciativa, a financiar vía crowdfunding, puesta en marcha esta misma semana.