Hace 20 años que se bajaron de los escenarios, pero ahora sabemos que era un punto y seguido, no un punto y final. Regresan los 091 con una gira que acaban de anunciar que llevará por nombre Maniobra de resurrección, que los llevará por los principales festivales y recintos del país. Las entradas para sus conciertos en Madrid el 11 y 12 de marzo salen hoy a la venta.

091-bilbao-2015-1

 

“Es un orgullo, 20 años después, poder anunciar nuestra vuelta al mundo de los vivos y al de la música en vivo”. Con esas palabras, José Ignacio Lapido, guitarrista y compositor y uno de los tres miembros originales que forman los actuales 091, iniciaba la presentación oficial de la vuelta a los escenarios de la banda granadina. “Era ahora o nunca, y se han dado un cúmulo de circunstancias que nos han hecho replantearnos esa negativa”. Entre esas circunstancias, habría que citar la tentadora oferta que la promotora cordobesa Riff realizó al grupo para su regreso, con un respaldo profesional y contrataciones en firme.

Lapido que no ha parado desde entonces en su carrera en solitario, asegura sentirse ilusionado con este reencuentro: “Este es un libro que tenía cerrado. He grabado siete discos y tengo mi carrera enfilada. Una vez que se abre el libro, está claro que me resulta emocionante. Vuelven un montón de recuerdos. Y creo que es un reto volver a tener el nivel que teníamos cuando lo dejamos”.

La gira llevará por nombre Maniobra de resurrección y recorrerá festivales y salas de temporada durante ese tiempo. El músico granadino quiso hacer hincapié en que la principal razón de este regreso es que “todos queríamos celebrar de alguna forma estos 20 años transcurridos desde nuestro adiós y la mejor manera que podíamos hacerlo era tocando en directo”. Precisamente Lapido reconoció que “era yo realmente el más reacio a la reunión porque empecé mi carrera en solitario y digamos que era una página del libro pasada. No veía la oportunidad de hacerlo. Hasta ahora. Porque no vas a hacerlo 30 años después”.

091-bilbao-2015-2

Además Lapido hablo de los motivos por los que cree que las canciones y el grupo han dejado huella y mantienen su vigencia. “Todo grupo cuando se funda, sus expectativas son llegar lo más alto y lejos posible. Pero hay algunas bandas que creen que el fin justifica los medios y que para llegar a lo más alto tienen que ir amoldándose a las tendencias de moda del momento, dando vaivenes estilísticos para adaptarse. Nosotros no entramos por ahí. Siempre dijimos que llegáramos donde llegáramos, sería manteniendo nuestra integridad artística. Cumplir a rajatabla aquella norma a la hora de hacer canciones y grabar discos ha hecho que el tiempo haya sido benévolo con ellas porque son sinceras. Muchos de los mensajes que cantábamos están hoy plenamente vigentes. Cuando cantábamos algunas letras nadie cantaba ese tipo de cosas. Cuando en España se celebraban las Olimpiadas y la Expo nosotros cantábamos cosas que chocaban con aquella imagen de quinta potencia mundial. Había otra realidad que se ha visto 20 años después que está muy presente”.

Respecto al repertorio en el que ya llevan trabajando en los ensayos desde hace cuatro meses, el bajista Jacinto Ríos desveló que para nada tienen previsto repetir los temas del último concierto editado en cd y dvd en 2006. “Son seguras los clásicos del grupo, pero en siete discos hay cantidad de material y estamos eligiendo las que creemos que han envejecido mejor”, como si de vinos se tratara. Tacho González, el batería, definió al grupo de “ensayo diario”, como “se hacia antes”.

Antes de la presentación oficial en Madrid, la nueva gira de 091 tendrá su prueba de fuego en enero en el marco de Actual, el festival musical que se celebra en Logroño a primeros de año. Después, por el momento, solo están confirmadas las dos fechas en la Joy Eslava de Madrid los días 11 y 12 de marzo y la presencia del grupo en el cartel del Sonorama, que se celebra a mediados de agosto en la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

images87707MRY

La vuelta a los escenarios de los ‘cero’ se verá refozada y acompañada por la reedición del núcleo central de su discografía, compuesta por ocho discos de estudio. Desde el grupo desvelan que mantienen conversaciones con los sellos propietarios de su catálogo. Sony prepara una caja con los cuatro álbumes que el grupo grabó en Zafiro y tanto Warner, con el disco que grabaron para Dro, como Universal, reeditarán el que grabaron con ellos. “Con los que hemos hablado inicialmente parece que tienen intención de respetar al máximo el plan artístico de los discos y contar con nuestra colaboración, cosa que es de agradecer”. La reedición permitirá poner fin al ninguneo que el catálogo del grupo ha vivido todo este tiempo. “La verdad es que el legado discográfico del grupo ha estado maltratado durante todos estos años. Ha habido un vacío y si nuestra vuelta hace que vuelvan a salir a la luz esas grabaciones sería una doble celebración”

091

Una banda de culto

Innovando desde la elección del nombre del grupo -el número de contacto con la Policía Nacional-, la banda de los 091 empezaron su andadura en 1980 con conciertos de rock por toda la geografía andaluza y Madrid y la grabación de algunos sencillos. No fue hasta 1984 cuando publicaron su primer álbum, Cementerio de automóviles. Dos años después, bajo la producción del componente de los Clash Joe Strummer, grabaron el genial Más de cien lobos. A partir de ahí, el reconocimiento del gran público llegó con Debajo de las piedras (1988) y Doce Canciones sin piedad (1989).

Tras la salida del bajista Antonio Arias para convertirse en Lagartija Nick, la banda granadina, ya como trío, grabó El baile de la desesperación, Tormentas imaginarias y Lo que vendrá después, su último disco de estudio. En 1996, el grupo dio su último concierto en Maracena (Granada).

 

 

FRANCIS SALAS

Redactor // Fotógrafo